¿Sabias que esta suciedad puede destrozar tus ruedas de carbono?

Desde BICISOLUCIÓN os queremos concienciar de lo importante que es mantener nuestras zapatas de freno en perfecto estado, de ello dependerá la durabilidad de nuestras ruedas y la ausencia de problemas y roturas por destemple de la pista de frenado, para ello os recomendamos limpiar la pista de frenado con un desengrasante y acabar con un paño impregnado en alcohol para eliminar apósitos de grasa, barro, etc….

Por otro lado debemos lijar con grano 240 o superior el compuesto de frenado para eliminar la capa de suciedad, que hace que no frene como debería, una zapata sucia nos obliga a frenar con mas fuerza produciéndose el consecuente aumento de temperatura y el riesgo de destemple del perfil.

 

ZAPATAS SUCIAS ANTES DEL LIJADO.

DSC08419

ZAPATAS LIMPIAS DESPUÉS DEL LIJADO

DSC08421